CUBA: La Estrategia Radial De Trinidad

Con una política distinta, especialmente diseñada para favorecer el sector artístico  nacional y con una mayor calidad en la programación de la RHC Cadena Azul, Amado Trinidad Velasco se convierte, en poco tiempo, en un magnate del sector y, de manera especial, en un elemento dominante en la radiodifusión, al vencer con una estrategia muy propia a todos los contrincantes que intentan superarlo.

Vintage Cuba Collectible Pins / Botones / Patchs > Commercial ...

Tras consolidar la RHC Cadena Azul y realizar innumerables actividades y decisiones para favorecer a los artistas  y a los músicos cubanos, e incorporar a su cadena espacios y artistas importantes de las demás emisoras nacionales, se produce su enfrentamiento con Goar Mestre, nuevo representante de la CMQ que muy temprano muestra sus garras y sus ambiciones al estilo imperialista, aplicando una escuela iniciada en Estados Unidos y propiciada por factores importados especializados en la conformación del verdadero monopolio.

Hoy como ayer cabe preguntarse qué obliga a Amado Trinidad elevar el nivel de vida de los artistas cubanos? No cabe duda que la competencia! El plan que pone en práctica es bien sencillo: llevarse lo mejor que tiene la CMQ, además de contar con hombres importantes del medio como Luis Aragón quien es su principal puntal en cuanto a la confección y sugerencias de programas. El Guajiro está convencido que no hay que trabajar arduamente para montar grandes espectáculos o para formar a grandes figuras del medio.

El anuncio rimbombante de ciertos artistas que presenta en su programación la CMQ, hace que muy rápido los mismos se conviertan en estrellas de primer orden en la radio, que es igual a estrellas nacionales. Como ejemplos se recuerdan: La Reina del Pregón, La Emperatriz de la Rumba, La Reina del Bolero, El Tabaquero que canta. Son nombres y títulos que concibe y manda a publicar en revistas y periódicos donde fotografiados con las manos en alto, dan la sensación de que surgen a través de los mismos las figuras y los nombres agraciados.

A veces estas fotos aparecen señaladas por indicadores en términos tan sugestivos como “La labor creadora de Amado Trinidad” o “Estas manos también hicieron estas estrellas”. Aunque lo más fácil y productivo es tomar las figuras ya hechas por otros al igual que los programas de alta audiencia Ahora bien, ¿Cómo es que logra su objetivo final? Sencillamente esperando que se cumplieran los contratos de esos artistas, músicos o autores en la CMQ y ofrecerles el doble o el triple del salario. Así cada golpe que asesta a sus contrincantes lo hacen sentir eufórico e invencible, en cualquier campo que fuere.

Estos éxitos son comentados en las publicaciones periódicas más importantes del país, especialmente la revista que dirige, cuyo responsable, su secretario particular, le hace creer ser un genio en los negocios. Como ejemplo veamos el inicio de un artículo publicado en mayo de 1942:”Jamás en un negocio que este conocido hombre de negocios Amado Trinidad, haya puesto su empeño y su voluntad hubo fracaso.

El Presidente de la RHC Cadena Azul, indudablemente tiene una buena estrella y un gran tacto. Otra cosa que no se debe discutir, es que Amado Trinidad cuenta con el apoyo del pueblo, de ese pueblo suyo que tanto ha ayudado y que se muestra complacido cuando en algo puede ser útil. El arraigo popular ha sido una de sus principales virtudes”.

A la distancia de siete décadas resulta aún de interés profundizar en la “estrategia” de El  Guajiro en su tenaz lucha por la supremacía en la radio cubana. El 3 de enero de 1943,-según lo conocido por el investigador Oscar Luis López,- Amado Trinidad se aleja, aparentemente de su emisora,  e inicia la Cadena de Espectáculos Teatrales, integrada nada menos que por trece teatros capitalinos, la cual presenta una sensacional temporada de circo, teatro, cine y vodevil, con una orquesta de treinta profesores dirigida por el maestro Rafael Betancourt, la dirección coreográfica de Julio Richard, al tiempo que la RHC Cadena Azul anuncia espectaculares presentaciones de figuras internacionales del nivel de Blanca Negri, Pedro Vargas y Hugo del Carril; la nómina de este proyecto asciende a setenta mil pesos. Incluso, paralelamente, se le firma contrato al cubano Miguelito Valdés por cien pesos diarios, sueldo jamás pagado a un artista en Cuba.

La política de altos salarios a artistas extranjeros y del patio crea el precedente, que más tarde hace que la emisora competidora tenga que hacer grandes esfuerzos y fuertes inversiones para conseguir la presencia de una figura de relieve, toda vez que todos los artistas se sienten atraídos y confiados con el tratamiento que les ofrece la RHC Cadena Azul.

La popularidad de la emisora crece desmesuradamente y en este mismo año 1943 en una comprobación de audiencia realizada al estilo de “survey”, la RHC Cadena Azul acapara el 75 por ciento de la audiencia radial de la Isla, mientras que la CMQ apenas logra un quince por ciento. Es decir, que a tres años de fundada la emisora acapara y controla la máxima audiencia de la nación, triunfo que se une a la elección de Amado Trinidad como presidente de la Prensa Aérea de Cuba,– la Asociación Nacional de Periodistas de Radio. El Guajiro de Ranchuelo se convierte en el hombre más popular del ambiente radial del país.

No hay un solo artista en Cuba que no lo conozca y su labor como empresario teatral lo convierte en el principal iniciador de la campaña en pro del Decreto 604 de 1941, y demuestra que “el artista cubano podía ser ayudado y que en los teatros era posible presentarlo, sin detrimento de los buenos dividendos que las compañías de películas extranjeras separan para sus accionistas en las grandes metrópolis”.

En Junio de 1943, en la revista Ecos de la RHC Cadena Azul, en una entrevista que le hace la periodista Lourdes Bertrán, El Guajiro reitera que “el ingreso en la radio fue especialmente para defenderse de pronunciamientos que lesionan sus intereses como gerente de la fábrica de cigarros “Trinidad y Hermanos” y que la radio que más lo ataco fue la CMQ”.

Al preguntársele en que año funda la Cadena Azul, dijo que “el 20 de Mayo de 1939, con capital propio; con dinero mío y no como ha hecho correr la especie de que fue fundada con dinero de la fábrica de cigarros, pues Trinidad y Hermanos, no aportó un solo centavo a la empresa que fundé en esa memorable fecha con el objetivo de defender mis intereses”. (Radio Morón, Cuba)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: