La Duma rusa amenaza a Deutsche Welle con retirar su acreditación en Rusia

La comisión de la Duma rusa (Cámara baja) creada para investigar la “injerencia extranjera” en las asuntos internos de Rusia ha amenazado al consorcio mediático alemán Deutsche Welle con retirar su acreditación en el país si no coopera en la investigación, tras la negativa de la dirección de este medio a comparecer ante los diputados.

Imagen relacionada

Tras la creación en agosto pasado de esta comisión, el organismo señaló que citaría a representantes de Deutsche Welle y de la embajada de EEUU en Rusia, a los que acusan de haber promovido y apoyado las recientes protestas de la oposición en Moscú por la negativa de las autoridades a inscribir a 57 candidatos opositores para las elecciones locales de la capital rusa que se celebrarán este domingo.

El responsable de la dirección general del medio alemán, Johannes Hoffmann, respondió a la Duma rusa que no se sumaría a esta investigación, ya que no tenía que rendir cuentas ante el Parlamento ruso, si bien invitó al presidente de la comisión a viajar a Alemania, informó el Legislativo ruso.

En la misiva, Hoffmann señaló que su compañía de radio y televisión responde a las leyes de Alemania, por lo que no veía ninguna posibilidad legal de participar en las reuniones de la citada comisión.

Piskariov expresó la esperanza de que la parte alemana viaje a Rusia y se explique, y recalcó que la Duma tiene el derecho formal de dirigirse al Ministerio de Exteriores ruso si Deutsche Welle no responde en el transcurso de varias semanas para pedirle que tome medidas.

El diputado afirmó que, como jurista, podía constatar que en las publicaciones del medio alemán se hicieron llamamientos a participar en los mítines no autorizados que tuvieron lugar en la capital rusa.

La propuesta de crear la comisión para investigar la supuesta injerencia extranjera en las asuntos internos de Rusia fue hecha a principios de agosto por los líderes de los tres partidos opositores con representación parlamentaria, los comunistas, los ultranacionalistas y los socialdemócratas.

La iniciativa, que contó con el apoyo inmediato del partido del Kremlin, tiene como propósito vincular las recientes protestas de la oposición en Moscú a una presunta injerencia foránea.

Dos protestas no autorizadas por las autoridades de Moscú acabaron el 27 de julio y el 3 de agosto con más de 2.000 detenidos y más de cien arrestados, algunos de los cuales podrían ser condenados a varios años de cárcel por “disturbios masivos”, casos penales muy criticados por los defensores de derechos humanos y la prensa independiente, que los consideran fabricados. (EFE)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: