La radioemisora WQBN Súper Q 1300 AM seguiría en el aire

El personal y los oyentes de la radioemisora WQBN Súper Q 1300 AM estuvieron en “ascuas” por el anuncio de la posible venta de ese medio de comunicación que fue el primero en transmitir en español en el área de la Bahía de Tampa.

Al aire anunciaron el cierre de Súper Q y el inicio de un nuevo espacio. Durante todo un mes, los locutores hicieron una serie de programas recordando los 65 años de la emisora y efectuando controles remotos desde diferentes locales comerciales que les habían sido fieles a la Súper Q, y hasta rifaron $650 entre sus oyentes.

Centro Tampa estuvo presente en una de las que serían sus últimas transmisiones desde Tampa Bay Community Center, de la cubana Mabel González

González recordó que, por siete años, los de la emisora habían realizado controles remotos desde su establecimiento.

“La Súper Q es la única estación, de verdad, que quedaba para personas mayores. Tenía la música que le gusta a las personas mayores”, afirmó González. “Las otras no atraen a las personas mayores que son las que más necesitan ayuda”.

González anticipó que la desaparición de la emisora sería un golpe “fuerte” para la comunidad. Al negocio de González asisten cubanos, dominicanos, puertorriqueños y mexicanos.

Yeni Consuegra, quien hace parte del show matutino de la emisora, contó que lleva nueve años trabajando para la radioemisora y para un programa que hace llamado ‘Tecnología al día’.

Según Rivera, la radioemisora siempre ha sido de la comunidad y cuando estaban las cabinas de grabación en Armenia Avenue la gente llegaba a los estudios “porque sentía que esa era su casa”.

Pedro Valdés, quien trabaja hace 40 años en radioemisoras locales, de esos 28 en Súper Q, opinó que, aunque desapareciera la emisora eso sería algo que tendría que “aceptar pues es algo de los dueños”. Valdés trabaja los fines de semana en la radioemisora desde que la estación se mudó a Riverview.

“Yo trabajaría hasta que me boten, llegué en 1966 a Tampa… La mayor satisfacción de trabajar en Súper Q es que no he tenido problemas con nadie”, aseguró Valdés, de 79 años.

Al preguntarle al dueño, quien vive en Puerto Rico, el por qué vender una estación que tenía su familia por tantos años, respondió: “Es un poco de todo, en Puerto Rico tengo dos emisoras, más… y no tengo tiempo para administrar todos los quehaceres”.

“Fue una decisión difícil, los empleados son como una familia extendida”, indicó Archilla, quien reconoció que en Puerto Rico hay una crisis lo que sería en parte otra de las razones para la posible venta.

“Ahora mismo estamos en proceso de venta, en la etapa final, se supone que pronto se firmen una serie de acuerdos, pero nunca se sabe”, dijo Archilla, quien agregó que la nueva administración del espacio radial no era necesariamente religiosa, sino con enfoques ‘positivos’.

El rumor que había era que la radioemisora sería comprada por Tony Calatayud, un empresario cuyo padre está investigado por fraude según El Nuevo Herald.

Tras escuchar que la emisora seguía al aire y bajo el mismo formato, CENTRO Tampa contacto de nuevo a Archilla quien contestó “que la negociación no se efectuó por falta de confiabilidad en la misma y la emisora continuaba”.

“Por supuesto la comunidad ganó”, dijo un oyente al aire la semana pasado al preguntar por el destino de Súper Q. (tomada de Centro Tampa)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: