A los 86 años, falleció el autor y hombre de radio Juan Carlos Mesa

Una de las figuras más prolíficas y queridas del hacer televisivo y radial, Mesa había nacido en la ciudad de Córdoba el 15 de mayo de 1930 bajo el nombre de Diego Isidro Mesa, aunque para sus compañeros y el público, y durante años, fue el “Gordo” Mesa, un hombre divertido y afable.

Capacitado para un humor más bien blanco y con el repentismo adecuado, hizo sus primeras armas a mediados de los años 50 en una radio de su provincia, donde escribió ingeniosos sketches sobre la fauna humana de la calle San Martín cordobesa, “La troupe de la gran vía”, lo que le permitió salir de gira por distintas ciudades y pueblos con todo su elenco, para el que iba escribiendo los textos sobre la marcha, de acuerdo al día y el lugar.

Eso mismo siguió haciendo décadas después, ya en la cúspide de su popularidad, en la serie “Mesa de noticias”, que iba por ATC de lunes a viernes entre las temporadas 1983-1986, con un elenco en el que descollaba como actor junto a Gianni Lunadei, Cris Morena, Alberto Fernández de Rosa, Gino Renni, su hermano Edgardo Mesa y las jóvenes Eleonora Wexler y Mónica Gonzaga, entre otros.

Tras un paso por “El clan Balá”, con Carlos Balá, Osvaldo Canónico y Adolfo Linvel, escribió y actuó en “Humor redondo”, en un panel que también integraban Juan Carlos Altavista, Jorge Basurto, Aldo Cammarota y Carlos Garaycochea.

En 1969 participó de la escritura de “Los Campanelli”, seguida por “Las cosas de los Campanelli”, dos exitazos que derivaron en las películas “El veraneo de los Campanelli” y “El picnic de los Campanelli”, dos hitos del cine popular argentino que llenaron las salas en tiempos en que era bueno ver en colores y pantalla grande lo que en TV iba en blanco y negro.

Escribió asimismo para Susana Giménez, Raúl Lavié y la entrañable Gloria Montes, que en 1971 estelarizaban “Bikinis y plumas”, para Santiago Bal, Susana Brunetti y Mabel Manzotti en “Gorosito y señora”, para Olmedo y Porcel en “Fresco y Batata”, y para Ernesto Bianco, Juan Carlos Calabró y Moria Casán en “El chupete”.

A la lista se agrega en 1974 “Hupumorpo”, su primer vínculo con los uruguayos que habían sido “Telecataplum”, y luego los monólogos de Tato Bores en “Tato vs. Tato” y “Tato por ciento”, en plena dictadura cívico-militar, más “La tuerca”, con Osvaldo Pacheco, Rafael Carret, Guido Gorgatti y Tristán.

De vuelta a su ciudad natal, en 1997 condujo su programa radial “El despertador”, por LV2, que le hizo ganar los premios Bamba y Excelencia, aunque en 2000 regresó a la TV porteña con “Primicias”, un teleteatro de Pol-ka donde cumplía un papel similar al de “Mesa de noticias” -el director de un diario muy enérgico pero de gran corazón- y también se lo vio en forma episódica en “El sodero de mi vida”, “Dr. Amor”, “RSM, resumen de los medios” y “Mujeres asesinas”, más su aporte a la película de animación “El Arca”, en la que le puso voz al personaje de Noé. (Telam)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: