Radios comunitarias salvadoreñas exigen igualdad de derechos

La Asociación de Radios y Programas Participativos de El Salvador (Arpas) cumple hoy 22 años de existencia como una red de emisoras comunitarias que tiene en su quehacer una agenda pública más incluyente.

Arpas, que enfoca su trabajo además en la promoción de un modelo de medios más diverso, plural y democrático, nació el 26 de febrero de 1994 cuando varias emisoras, surgidas en el contexto del final de la guerra interna y la firma de los Acuerdos de Paz, se organizaron para dar la batalla por la “democratización de la palabra”.

Esto pasaba por el reconocimiento legal y el acceso a frecuencias radioeléctricas, sin embargo, el gobierno de Alianza Republicana Nacionalista (Arena), con Armando Calderón en la presidencia (1994-1999) y Juan José Domenec al frente de la exAdministración Nacional de Telecomunicaciones, las rechazó y las persiguió, refirió Arpas.

En diciembre de 1995, en un operativo policial simultáneo, una docena de radios comunitarias fueron cerradas y requisados sus equipos, y luego en 1997, en marco del apogeo privatizador de la reforma neoliberal, se aprobó la Ley de Telecomunicaciones que institucionalizó el cierre de las emisoras comunitarias.

Así el mandato de Arena las excluyó al tiempo que estableció la sabasta al mayor postor como prodecimiento para otorgar las frecuencias, a través del cual difícilmente comunidades y organizaciones sociales sin poder económico tendrían acceso al espectro.

Fue hasta julio del año pasado que la Corte Suprema de Justicia declaró inconstitucional la subasta como único mecanismo de asignación de frecuencias y ordenó a la Asamblea Legislativa hacer una reforma de ley que establezca mecanismos alternos la cual debe realizarse antes del 31 de marzo próximo.

Alrededor de 20 emisoras comunitarias ubicadas en distintos puntos del país comparten una sola frecuencia (92.1 FM), mientras que grupos empresariales (Corporación FM, Grupo Samix, Corporación KL, Grupo Radio Estereo) acaparan varias frecuencias cada uno, denunció Arpas este día en un editorial.

Recordó que en 2013 Arpas presentó un proyecto de ley de radiodifusión comunitaria y el Ejecutivo promovió otro de medios públicos, pero la discusión en el parlamento se suspendió por presiones de la Asociación de la Empresa Privada y la Fundación La Fundación Salvadoreña para El Desarrollo Económico y Social.

“Sin embargo, esa postura es insostenible”, enfatizó la agrupación que mantiene una incansable batalla junto a diversas organizaciones sociales por el derecho a la comunicaión. (Prensa Latina)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: