Se celebra hoy un nuevo aniversario de la radiodifusión argentina

Se celebra hoy un nuevo aniversario de la histórica transmisión del 27 de agosto de 1920, cuando cuatro jóvenes radioaficionados argentinos llevaron por el éter la ópera Parsifal

Eran tiempos  en que, después de la Primera Guerra Mundial, el mundo parecía encaminarse  a días mejores de paz y progreso.

El sangriento conflicto dio lugar al uso de distintos inventos, como la aviación y la telegrafía sin hilos, con fines bélicos. En el caso de las comunicaciones esos elementos fueron utilizados luego por los radioaficionados para experimentar y encontrar nuevas aplicaciones.

En nuestro país, los alumnos del profesor Ricaldoni, que también conocieron las repercusiones de la visita de Guillermo Marconi para los festejos del Centenario y sus experiencias de transmisiones en Bernal, se entusiasmaron con el invento.

 De entre esos pioneros de las transmisiones utilizando las ondas hertzianas, se destacó un grupo integrado por el médico Enrique Telémaco Susini y los estudiantes Luis Romero Carranza,César Guerrico y Miguel Mujica  – inspirados en el canto de un gallo que llegó nítido a sus receptores  durante los contactos radiales durante una madrugada – se dieron a la tarea de enviar a la antena música desde un teatro. Para ello se aunaron sus conocimientos y experimentos de radiotransmisión y su predilección por la música lírica.

Todo ese esfuerzo culminó en agosto de 1920, en la apertura de la temporada operística en el teatro Coliseo de Buenos Aires. Con un pequeño micrófono acondicionado en el”paraiso” de la sala, un transmisor de sólo 5 watios de potencia y una antena montada en el techo, se realizó la transmisión de “Parsifal”, el drama sacro de Richard Wagner.

Desde las 21 horas del 27 de agosto, las notas de la orquesta y las voces de los intérpretes se difundieron por el aire porteño y captadas por un medio centenar de oyentes, privilegiados poseedores de rudimentarios receptores de galena.

Cuentan los historiadores que la transmisión se escuchó hasta en un barco surto en el puerto brasileño de Santos, por el radio-operador de turno.

También la frase del presidente de la República, Hipólito Yrigoyen quien, al ser informado del hecho, expresó: “Cuando los jóvenes juegan a la ciencia, llevan el genio”. Era el reconocimiento a “Los locos de la azotea”, así bautizados por el ingenio popular proteño.

Esa transmisión de la Sociedad Radio Argentina -como identificó Susini en la apertura- inauguró la radiodifusión en nuestro país, hace hoy 94 años.

(Red. Juan Carlos Golo)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: