ARGENTINA: Una escuela rural inauguró su propia emisora de radio

La escuela Benjamín Matienzo ganó este año un premio de Unicef a la calidad educativa. Con ello compraron los equipos.

Aprender a escuchar y perder el miedo a hablar. Fomentar la lectura y la buena expresión basada en fundamentos y saberes. Esos son los objetivos de la nueva radio escolar de la escuela rural Benjamín Matienzo, del paraje La Blanca, ubicada a 4 km del pueblo de Cerrillos, la cual fue inaugurada recientemente.

En la radio, que funcionará durante los recreos y después del almuerzo, participarán los chicos de todos los grados junto a sus docentes.

La iniciativa pudo concretarse gracias a un premio estímulo que otorga Unicef a la calidad educativa y que la escuela ganó en marzo pasado.

Con el dinero obtenido se compraron micrófonos, accesorios varios, un radiograbador y una gran cantidad de libros.

“Para nosotros un kit de micrófonos era algo inalcanzable. Estamos todos muy entusiasmados, definiendo la programación. Se trabajará con adivinanzas, trabalenguas, narraciones, poesía y conocimientos relacionados con talleres de sericultura y las efemérides”, señaló Marta Barboza, docente de la institución.

Por ahora, la pequeña radio no tiene música, por lo que los docentes solicitan la colaboración de la comunidad con la donación de CD con temas infantiles y juegos interactivos educativos; también libros.

“Para los chicos será otra manera de aprender y creemos que esto los motivará para que pierdan el miedo a hablar y a mostrar lo que saben. Además, escuchando y viendo cómo hablan mejorarán mucho su expresión”, destacó la docente.

Agregó que tanto maestros como alumnos recibirán diferentes capacitaciones que estarán a cargo del periodista Carlos Bonduri, quien además es el padrino de la radio.

“Queremos que los chicos mejoren su expresión oral y escrita. Por ello la importancia de que todos los grados participen en la radio”, dijo.

Unas 100 escuelas rurales de Salta participaron desde 2010 en un programa de Unicef para evaluar la calidad educativa y proponer iniciativas para superar dificultades.

La escuela Matienzo resultó ganadora por sus iniciativas para incentivar a los alumnos y Unicef le entregó un premio estímulo de $12.000.

Para estimular a los chicos, la escuela organizó talleres sobre la cría de gusanos de seda, hidroponia (cultivo de plantas en el agua) y elaboración de dulces artesanales.

“Los niños se involucraron y, en poco tiempo, elevaron su rendimiento en diferentes áreas”, describió Isabel del Valle Rivera, una de las maestras.

A la institución, que cuenta con jornada completa, asisten 140 alumnos desde 1§ a 7§ grado. El establecimiento se encuentra en el empalme de las rutas provinciales 23 y 24. (El Tribuno)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: